A horas de que empiece la FIL, hombres armados secuestran a un funcionario de derechos humanos en Guadalajara

Por Pablo Ferri

Un nuevo caso de violencia en México empaña la inauguración del gran encuentro literario de América Latina. En la mañana de este jueves, hombres armados se han llevado a un funcionario de la comisión de derechos humanos del Estado de Jalisco. Ha sido en Guadalajara, muy cerca del centro. En apenas unas horas, la Feria Internacional del Libro abre sus puertas en la ciudad. La organización espera la llegada de decenas de miles de visitantes.

Es el segundo ataque contra un trabajador de una comisión de derechos humanos en México en pocos días. Este lunes, pistoleros asesinaron al presidente de la comisión estatal de derechos humanos del estado de Baja California Sur, Silvestre de la Toba. Lo mataron a él y a su hijo. Su esposa e hija resultaron heridas.

La fiscalía ha mandado un mensaje vía Twitter, en el que explica que ya está investigando el asunto. “Al momento se revisan cámaras de vigilancia en el lugar y se han iniciado protocolos de búsqueda”, reza el mensaje.

El suceso ha ocurrido entre las 8.00 y las 9.00 de este jueves. Según medios locales, sujetos armados han interceptado el coche del trabajador de la comisión, una camioneta roja. Le han obligado a bajar y a entrar en otra. Acto seguido, se lo han llevado.

De momento no ha trascendido la identidad del funcionario, ni si se trata de un secuestro o un levantón. Lo único, que trabaja en el área de desaparecidos de la comisión. En México, las autoridades hablan de “privación de la libertad”, cuando los secuestradores no piden rescate por el cautivo. Se lo llevan y ya. Lo levantan.

En un comunicado divulgado este mismo jueves, la Comisión Nacional de Derechos Humanos, CNDH, ha exigido a las autoridades del estado “dar de inmediato” con el trabajador, “para evitar hechos de difícil o imposible reparación”. La comisión ha solicitado a la fiscalía que “en la investigación no debe omitirse la línea relacionada con la labor de defensa de los derechos fundamentales”.

Igual que ocurre en la práctica totalidad del país, la violencia ha aumentado este año en Jalisco. Sólo hasta finales de octubre la fiscalía ya había recibido 11 denuncias por privación de la libertad. En todo el año pasado fueron 15. Los asesinatos van al alza en la entidad, igual que los robos violentos.

 

Leave a Reply

are you human? *

  • Facebook
  • Twitter